• Clínica dental Avilés - Dra Cachero   Plaza del Carbayedo 12 - 33402 Avilés (Asturias)

  • Blog

    En numerosas ocasiones hemos escuchado que la sonrisa es la mejor carta de presentación de una persona. Por esta razón, mantener unos dientes sanos y fuertes es la preocupación más importante de muchos de los pacientes que acuden a nuestro centro de Avilés.

    Y para lucir una sonrisa perfecta y luminosa, el primer paso es mantener una limpieza exhaustiva de los dientes y encías, además de las imprescindibles visitas periódicas a tu dentista de confianza. Pero, sobre todo, conviene desterrar algunos hábitos nocivos para la salud bucodental. 

    Pero ¿somos conscientes de cuáles son estas conductas?

    Cepillarse los dientes de forma inadecuada es uno de los peores hábitos que existen y que más influyen en nuestra salud oral. Desafortunadamente, son pocas las personas que conocen cómo realizar una buena técnica de cepillado: mediante movimientos circulares y sin aplicar demasiada fuerza en el diente, ya que provocaríamos desgaste dental, hipersensibilidad en los dientes y retracción en las encías.

    Una de las mayores adicciones que tiene el ser humano es el tabaquismo. Pese a que la mayoría es consciente de los efectos negativos que provoca este hábito en la salud general y bucal, ignoran este dato: la nicotina es una sustancia corrosiva que fomenta la decoloración de los dientes, desgastando poco a poco el esmalte. Además, produce mal aliento en el paciente, y, lo más importante, cáncer oral.

    Utilizar los dientes como herramienta. Aunque parezca un acto sin importancia, cortar un pedazo de hilo o abrir una botella utilizando los dientes, provoca un deterioro considerable en tu dentición. Además de fomentar el desplazamiento dental y provocar heridas en las encías, pueden causar la rotura de alguna pieza dental.

    Rechinar los dientes durante las horas nocturnas o durante el día. Este trastorno, conocido con el nombre de bruxismo, es producido por el estrés constante que padece el paciente. Esta conducta, frecuente e involuntaria, genera dolor mandibular y desgaste en el esmalte, llegando a ocasionar fisuras dentales, si no se aplica un tratamiento a tiempo.

    Ahora que ya conoces cuáles son estos hábitos nocivos y sus consecuencias, no dudes en acudir a Clínica Dental Dra. Cachero, para que el equipo de odontólogos evalúe el estado de tu dentición y te ayude a corregirlos. 

     

     

    Algunos de los pacientes que realizan un tratamiento de ortodoncia en nuestra clínica en Avilés no hace un correcto uso de los aparatos retenedores.

    Cuando se realiza un tratamiento de ortodoncia, los dientes, insertos en el hueso, forman nuevos ligamentos y crean vínculos de sujeción que mantendrán la colocación conseguida después de la ortodoncia, tanto en tratamientos con brackets, como sin ellos. Esta consolidación se consigue en el proceso de retención.

    Nuestros dientes tienen una tendencia natural a moverse, por lo que es necesario hacer uso del aparato retenedor, el cual mantenga la posición conseguida con el aparato ortodóncico.

    Por ello, desde Clínica Dental Dra. Cachero, te recordamos que, en el caso de no seguir las indicaciones sobre la fase de retención, tus dientes volverán a descolocarse, fracasando el tratamiento inicial de ortodoncia.

    ¿Qué son los retenedores y cuántos tipos hay?

    Son aparatos que se colocan al finalizar el tratamiento de ortodoncia. Tienen como objetivo que las piezas dentales no vuelvan a desalinearse.

    Su función es fundamental, por lo que, si en algún momento el retenedor fijo se llegara a despegar o la férula transparente se rompiera, es necesario que acudas a nuestro centro para que el equipo de odontólogos ponga una solución inmediatamente.

    A día de hoy existen dos tipos de aparatos retenedores: fijos y removibles.

    Los retenedores fijos son colocados en el paciente en el mismo día en que se retiran los brackets. No suponen ningún tipo de molestia. Son alambres fijos que se insertan en la cara lingual de los dientes, manteniendo así la posición en aquellos pacientes en los que sus piezas dentales tiendan a volver a su posición inicial.

    Los retenedores removibles son unas férulas transparentes que se colocan tanto en la arcada superior como en la inferior, habitualmente durante las horas de sueño.

    Es fundamental que ambos retenedores tengan una higiene adecuada. Mientras que los fijos se limpian durante el cepillado de dientes habitual, los removibles deben lavarse cada vez que se retiran, con un cepillo de dientes y un jabón neutro.

    Si acabas de realizarte un tratamiento de ortodoncia y te surgen dudas acerca de los aparatos de retención, acude a nuestra clínica ubicada en Avilés. Te ayudaremos a solventarlas.

     

     

    El culto al cuerpo marca en muchas ocasiones las pautas diarias de las personas. Conseguir o mantener una imagen física ideal se ha convertido en una obsesión que ha llegado también a la boca. El problema es que esa obsesión lleva a seguir tratamientos que pueden ser perjudiciales si no se realizan a través de un profesional cualificado, como el equipo de expertos que conforman Clínica Dental Dra. Cachero.

    Qué es la blancorexia dental.

    En la definición de blancorexia entraría la palabra obsesión. Se trata de un trastorno que aparece cuando la sensación de tener los dientes oscuros no cesa, a pesar de realizar diversos tratamientos blanqueantes. Esta obsesión por conseguir unos dientes blancos puede generar problemas tanto a nivel físico como psicológico.

    ¿Cómo podemos evitar esta obsesión patológica?

    Ya sabes qué es la blancorexia dental. Ahora, puedes seguir algunos consejos para evitarla, y realizar un blanqueamiento dental con la garantía de estar en las mejores manos de un dentista en Avilés.

    Revisa el estado de tu salud bucodental.

    Para realizar un blanqueamiento dental es imprescindible que tu salud oral sea la adecuada. Los dientes no responden igual a los tratamientos en todas las ocasiones, por eso debes contar con la opinión de un profesional, que valore tu estado y te aconseje sobre el mejor tratamiento a seguir.

    Realiza un blanqueamiento profesional.

    La única forma de garantizar el resultado que esperas es ponerte en manos de un buen dentista de Avilés. Es el único con la preparación y herramientas necesarias para que el proceso sea seguro y poco invasivo para tu dentición.

    Valora las causas del deterioro de tus dientes.

    Si tus dientes sufren una coloración extraña, puede deberse a diversos factores. El abuso del tabaco y otras sustancias como las bebidas carbonatadas o el café, manchan y oscurecen los dientes. Esto significa que, a pesar de realizar un blanqueamiento, posiblemente retornarás al mal estado si no eliminas dichas sustancias de tu rutina.

    Huye de los productos blanqueantes.

    Utilizar productos blanqueantes sin la prescripción de un dentista es un tremendo error. Contienen químicos que irritan las encías y la lengua, consiguiendo un tono poco natural en los dientes, y que incluso pueden llegar a provocar la pérdida de algunas piezas dentales.

    Si lo que quieres es realizarte un tratamiento de blanqueamiento dental, acude a tu dentista de Avilés de confianza. Apuesta siempre por servicios profesionales, que consigan el resultado que quieres sin poner en riesgo tu salud bucodental. En Clínica Dental Dra. Cachero, somos expertos en blanqueamiento y estética dental. No dudes en consultarnos sobre cualquier tratamiento para mostrar tu mejor sonrisa.